Con mucha frecuencia suele ocurrir que al momento de planificar lo que se va a comprar para abrir un negocio, como en este caso un bar, muchos se concentran en otros aspectos, como la decoración, la contratación de personal o el mobiliario, pero sin dar importancia a cosas de gran relevancia, como lo puede ser la cocina industrial.

Pese a que no es algo que estará frente a los clientes, ¿qué es lo que buscan ellos? Calidad, si no les gusta lo que les ofreces, seguramente no volverán.

De modo que no importa si es bonita o fea, la clave es que se adapte a las necesidades de tu negocio, a fin de que no malgastes el dinero en algo que se quede pequeño o que sea muy grande para lo que requieres.

Cómo escogerla

El primer consejo es determinar las necesidades del negocio como, por ejemplo, lo que se ofrecerá a los clientes.

Lo segundo es tomar en cuenta el sitio donde se instalará, no se trata solamente de tener una cocina, recuerda que también se necesita espacio para equipos de frío, mesas de trabajo, lugares de almacenamiento, entre otros.

Tipos de cocina

Existen varios tipos de cocinas para bares, y para seleccionar una de ellas debe tomarse en cuenta el diseño, el espacio, y los equipos que poseerá.

maquina de hosteleria

Puede ser una cocina central, tipo isla, o tipo mural. Esta incluye, generalmente, el horno, y otros elementos como planchas y freidoras.

Actualmente existen diversidad de opciones, tamaños diferentes, a gas, carbón o electricidad, o incluso mixtas. Suelen ser de acero inoxidable para mayor higiene y durabilidad; un buen consejo es que tu maquina de hostelería sea de acero inoxidable.

Al momento de escoger una se debe verificar: facilidad de limpieza, medidas de seguridad de la cocina, disponibilidad de escurre grasas, garantía de repuestos, patas regulables, encendido automático, mandos, entre otros.